ensalada de tomate
| |

Ensalada de Tomate con Vinagreta de Perejil

5
(7)

Esta ensalada de tomate es un as bajo la manga para acompañar cualquier comida con prácticamente CERO esfuerzo y lo mejor: con ingredientes que fácilmente podemos tener en la despensa.

Es la segunda receta de mi serie: COMER RICO SIN PERDER EL OBJETIVO:  ideas y recetas deliciosas y compatibles con un estilo de vida saludable.

ensalada de tomate

Yo desde pequeña he amado el tomate, puedo meterle un mordisco feliz… pero tengo que reconocer que a veces paso períodos largos sin comerlo porque no me anima demasiado solo picarlo y ponerle sal… que es como por practicidad mi cerebro amaría prepararlo jaja, se entiende?.

Pero esta receta es casi casi lo mismo, al menos en tiempo… pero en sabor, wow!, otra cosa!!!.

Además creo que es una comida de esas que sirves en una mesa con otros acompañantes y todos la van a amar, no sólo se ve preciosa, sino que es un sabor que aunque no es del todo desconocido, si sorprende.

Los ingredientes de la ensalada de tomate

  • 2 tomates frescos, picados en rodajas
  • 1/4 taza de aceite de oliva extra virgen
  • 2 cdas de vinagre balsámico (aquí una muy buena opción)
  • 1/4 cebolla morada
  • 1 cdta de ajo molido o finamente picado
  • 1 cdta de jugo de limón
  • 2 cdas de perejil finamente picado
  • Sal y pimienta al gusto

Aunque sea obvio lo voy a decir: mientras más fresco el tomate, mejor será la ensalada. Es el rey de la receta y además un tomate fresco se va a ver mucho mejor. Aunque la receta es muy simple, este punto es fundamental.

ensalada de tomate

Cómo preparar la ensalada de tomate

Yo empiezo por hacer la vinagreta:

  1. Picamos la cebolla, el ajo y el perejil.
  2. En un bowl de buen tamaño (lo suficientemente cómodo para batir) unimos la cebolla, el aceite, el vinagre, el ajo, el jugo de limón y mezclamos hasta que emulsione y quede homogéneo. Luego sumamos el perejil y revolvemos brevemente.
  3. Picamos los tomates, los disponemos en un plato sin que se tapen unos con otros, sazonamos con sal gruesa y pimienta, y al momento de servir, agregamos nuestra vinagreta por toda la superficie.

Para hacerla antes de tiempo

Si es de un día para otro:

Puedes adelantar la vinagreta SIN ponerle el perejil. Quedaría pendiente: cortar y agregar el perejil, picar los tomates en rodajas, sazonar los tomates y unir todo.

Si es un rato antes, para comer en un par de horas:

Puedes hacer toda la ensalada de tomate y guardarla cubierta con papel film en el refri.

Algunas ideas para “enchularla”

Esta receta puede ser la base de otras más elaboradas. Te dejo algunos ejemplos que se me ocurren:

  • alcaparras,
  • aceitunas picadas (yo no soy fan, pero para quienes lo sean seguramente quedará muy mediterránea),
  • queso feta troceadito,
  • otras hierbas, como menta, tomillo, etc
  • queso parmesano en finas lonjas (como las que logras con un pelador)
  • Pangrattato: ran rallado que se sazona y se tuesta en aceite de oliva… queda como un crumble salado divino. Se usa en pastas y vegetales, una vez en Italia me dijeron que era el parmesano de los pobres. Es exquisito, aporta full crocancia.

Ensalada de Tomate con Vinagreta de Perejil

Receta de Adriana CottePlato: GUARNICIÓN, ENSALADACocina: CASERADificultad: BAJA
Raciones

2

raciones
Tiempo de preparación

15

minutos
Tiempo de cocinadominutos

Esta ensalada de tomate es sencilla pero deliciosa! muy fácil de hacer, muy rica y con ingredientes que fácilmente puedes tener en tu despensa. Ideal para acompañar asados por su practicidad y frescura.

Ingredientes

  • 2 tomates frescos, picados en rodajas

  • 1/4 taza de aceite de oliva extra virgen

  • 2 cdas de vinagre balsámico

  • 1/4 cebolla morada

  • 1 cdta de ajo molido o finamente picado

  • 1 cdta de jugo de limón

  • 4 cdas de perejil finamente picado

  • Sal y pimienta al gusto

Instrucciones

  • Picamos la cebolla, el ajo y el perejil.
  • En un bowl de buen tamaño (lo suficientemente cómodo para batir) unimos la cebolla, el aceite, el vinagre, el ajo, el jugo de limón y mezclamos hasta que emulsione y quede homogéneo. Luego sumamos el perejil y revolvemos brevemente.
  • Picamos los tomates, los disponemos en un plato sin que se tapen unos con otros, sazonamos con sal gruesa y pimienta, y al momento de servir, agregamos nuestra vinagreta por toda la superficie.
    Et voilà!

Notas

  • Nota que yo sazono directamente el tomate y no la vinagreta, esto es para asegurarnos de que tiene la cantidad suficiente de sal y pimienta y que no le falte o peor, que se nos pase.

¿Te gusta esta receta?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 7

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *